¿Cómo saber si se trata de melasma?

¿Cómo saber si se trata de melasma?

El melasma es una afección y un problema estético que afecta a cualquier tipo de piel, esto se debe a un exceso de melanina y se percibe como manchas oscuras en frente, mejillas y labio superior.

 

También se conoce como “Cloasma” y se manifiesta en la piel como un paño de color marrón oscuro, mayormente producido en mujeres de piel más oscura que están en periodo de gestación. No obstante, este trastorno puede afectar a cualquier persona sin importar su tipo de piel, ya que, aunque se piensa que es una enfermedad ligada al embarazo y a la ingesta de anticonceptivos orales, uno de los factores principales por los cuales aparece en la piel es la exposición al sol.

Se estima que es un problema que puede durar décadas si no se trata a tiempo. Por ejemplo, aunque los aparatos electrónicos no emitan radiación solar, sí pueden afectar y empeorar estas manchas oscuras, de modo que lo más recomendable es acudir a un dermatólogo o clínica estética en la que se identifique el tipo de piel del paciente y se pueda tratar el problema de raíz y cuidando la sensibilidad de la piel.

El primer paso para prevenirlo o tratarlo es utilizar bloqueador con un alto factor de protección, ya que ofrecerá protección a la piel y evitará la exposición. Se debe usar a diario y no solo en vacaciones o escenarios de extremo sol, ya que la exposición repetitiva es la que puede afectar más.

Existen dos tipos de melasma: el melasma dérmico y el melasma epidérmico. Se identifica por medio de una luz de wood que permite ver si las manchas oscuras se resaltan. En caso de que se resalten, se trataría de un melasma epidérmico, o sea, superficial; mientras que si estas manchas no se resaltan se trataría de un melasma dérmico, lo cual indica que es más profundo. Es importante tener precaución, ya que es muy probable que los casos de melasma dérmico pasen desapercibidos al no ser notorios a simple vista.

Por supuesto, hay otros factores que alteran el estado de la piel, provocando así estas lesiones de color marrón y pueden llegar a ser problemas de tiroides o productos cosméticos sin factor de protección solar.

 

La lámpara de wood es un mecanismo importante a la hora de diagnosticar este problema estético, pero luego de identificar esta afección, es importante tratar el melasma, ya sea con láser, peelings o con una exfoliación química. Recuerda siempre conocer tu tipo de piel antes de practicarte algún procedimiento estético, ya que lo que meno se recomienda es realizarlo si la piel es muy sensible o el tratamiento de muy poca garantía frente a la problemática de la piel. Cada caso es distinto y todas las pieles merecen el mejor cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *