4 básicos para tratar el melasma

4 básicos para tratar el melasma

El melasma puede afectar a cualquier persona sin importar su tipo de piel, y aunque sea más propenso a aparecer en una piel más oscura, todos debemos protegerla si queremos evitar la aparición de estas manchas oscuras.

 

1.      Protección solar 

Uno de los factores más importantes por los que se evidencia el melasma es el descuido de la piel del rostro, y la solución más fácil para tratarlo y evitar que se expanda es utilizar bloqueador con un factor de protección +50. También es importante reconocer que el bloqueador no solo es para la playa, ya que su nombre es protector solar, así que actúa para proteger la piel de los rayos del sol.

La radiación solar es el elemento principal por el cual el sol se convierte en un enemigo para las pieles con esta afección. Pero el uso de un buen protector solar evitará los rayos UVB, UVA, radiación infrarroja. Y aunque no es un tratamiento completo, sí puede ayudar en un 90% para evitar estas manchas marrón oscuro.

2.     Productos para la menstruación

Uno de las causas del melasma en la piel de las mujeres es la ingesta de anticonceptivos orales, así que aunque esto te parezca mentira o contradictorio, para tratarlo también pueden servir algunos medicamentos que reducen el sangrado durante estos días del ciclo menstrual.

Este tratamiento se debe a la presencia del ácido tranexámico en algunos de los productos ya mencionados. No es un medicamento que deba tomarse pensando en el melasma únicamente, ya que, al ser proporcionado para la menstruación, podría alterar los ciclos y de nada serviría atraer otro problema intentando solucionar uno.

3.     Despigmentantes

Los productos más utilizados son el ácido azelaico y el ácido kójico. Para emplear alguno de estos es importante saber el tipo de piel, para no afectarla intentando dar fin a un problema estético.  Lo mejor es acudir a un dermatólogo que pueda identificar cuál método es mejor según tu tipo de piel para tratar estas manchas oscuras sin afectar la sensibilidad de la piel.

4.     Tratamientos clínicos

 

Existen varios tratamientos para los tipos de melasma, entre los que se encuentran el láser, los peelings y la luz pulsada, pero, aunque todos aporten, no podemos obtener resultados tan efectivos como con la exfoliación química. Esta afección es identificada gracias a una luz de wood y a partir de esto se puede pensar en lo mejor para la piel dependiendo se si es melasma dérmico o melasma epidérmico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *