Acné tardío, tratamiento y solución

acné tardío
Acné tardío.

¿Te has preguntado por qué algunas personas luego de la adolescencia continúan sufriendo de acné? Esto se debe al acné tardío o también denominado acné en adultos. Si quieres saber a qué se debe y cuáles son sus tratamientos continúa leyendo este artículo.  

El acné es una enfermedad de la piel muy común en la adolescencia. Más de la mitad de los jóvenes sufrieron alguna vez de esta molestia. Sin embargo, cada vez es más común, encontrar pacientes que continúan sufriendo de acné incluso después de los 30 años. Es lo que en dermatología se conoce como acné tardío o acné en adultos.  

Como sabemos, el acné es una afección cutánea debida a la inflamación de las glándulas sebáceas que a su vez producen granitos, barritos o irritaciones en la piel. Los síntomas pueden presentarse en la zona del rostro, los hombros, el pecho y la espalda. Alguna vez hemos visto a alguien con acné o hemos sufrido nosotros mismos esta enfermedad y a veces no sabemos muy bien por qué. 

En el caso de los adultos, el acné puede presentarse como una consecuencia de la enfermedad durante la adolescencia o puede aparecer por primera vez después de los 25 años. Contrario a la alopecia, el acné tardío ataca principalmente a las mujeres y se considera que un 12% de ellas presentan síntomas leves o crónicos.    

¿Cuáles son las causas del acné tardío?  

A pesar de que las causas de acné en adultos son difícilmente identificables, se cree que los desórdenes hormonales pueden ser responsables del exceso de producción de sebo, lo que conlleva a los síntomas más conocidos del acné.  

Se tienen en cuenta otros factores de aparición de esta enfermedad como el embarazo, las situaciones constantes de estrés, una alimentación sobrepasada en carbohidratos y grasas, el uso de productos cosméticos no apto para determinados tipos de pieles. Estos factores principalmente en las mujeres. En hombres, se tiene en cuenta el consumo de alcohol y el tabaquismo como uno de los mayores factores a observar. Sin embargo, los estudios al respecto no son del todo concluyentes.  

Tratamiento 

Si bien en el mercado muchos productos ofrecen la posibilidad de eliminar el acné, el primer paso para un tratamiento eficaz es visitar a un dermatólogo profesional que sepa identificar las causas y el procedimiento a seguir, dependiendo del tipo de piel y el grado de acné.  

Lo recomendable, en cualquier caso, es mantener una dieta saludable, rica en frutas y vegetales que provean de nutrientes a la piel, así como consumir por lo menos 2 litros de agua diarios que la mantengan hidratada.  

Una vez el dermatólogo ha realizado el estudio preliminar puede recurrir a varios procedimientos. Uno de ellos es el uso de cremas tópicas dermatológicas, cuando se trata de un acné leve o moderado. También puede hacer uso de antibióticos tópicos o geles de nicotinamida que ayuden a mermar progresivamente la enfermedad.     

Cuando la enfermedad se encuentra en un grado más avanzado, el dermatólogo puede probar con tratamientos hormonales o antibióticos sistémicos que atacan con mayor fuerza la enfermedad. Todo esto, por supuesto, debe estar vigilado por un médico profesional.  

Lo más importante es nunca automedicarse ni adoptar tratamientos populares que se usan negativamente para tratar la enfermedad y a la menor aparición de los síntomas, consultar a un dermatólogo.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *