Si tienes melasma debes leer esto

si tienes melasma debes leer esto

Eliminar el melasma del rostro es un trabajo difícil debido a que es una afección cutánea de carácter crónico. Es posible que reaparezca si se realizan tratamientos de IPL (luz pulsada), por eso te recomendamos qué hacer en estos casos.

 

El melasma puede afectar a cualquier persona, por eso lo más
adecuado cuando ya han salido estas manchas de color marrón es detectar
mediante una lámpara de wood cuál de los tipos de melasma está sufriendo para lograr el objetivo de disminuir el tono de estas manchas marrón oscuro.

Los dos tipos son melasma dérmico y melasma
epidérmico y se nombran así por la capa de piel en la cual se encuentran. El
melasma epidérmico hace referencia a la primera capa de piel, es decir, la que
observamos, este tipo de melasma puede evidenciarse con manchas oscuras en las
mejillas, frente, mentón y cerca del labio superior. El melasma dérmico, en
cambio, hace referencia a la capa de la piel que está por debajo de la
epidermis, lo que indica que es un problema estético más grave, pues es difícil
de observar y de tratar, ya que se encuentra en una capa más gruesa de la piel.

Seguramente has escuchado que esta afección cutánea no da en
cualquier tipo de piel y que se presenta en una piel más oscura, pero no es así.
De hecho, hay causales que nada tienen que ver con el tipo de piel. Sí es
cierto que se presentan por un exceso de melanina que causa las manchas
oscuras, pero los factores principales pueden afectar a cualquier persona.

El primer paso para empezar a cuidar tu piel para evitar que las manchas se expandan es utilizar un bloqueador solar con un potente factor de
protección. También puedes evitar el uso de anticonceptivos orales y reducir
tus tiempos frente a aparatos electrónicos, ya que al igual que el sol, emiten
luces que no son tan bien recibidas por una piel lastimada.

 

Para dar una solución más específica, te recomendamos
realizarte un procedimiento de exfoliación química, que irá disminuyendo estas
manchas oscuras de tu piel a la vez que la cuidas para evitar nuevas lesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *