Qué hacer y qué no si padeces melasma

Qué hacer y qué no si padeces melasma

Partiendo del hecho de que lo único que buscamos cuando
detectamos melasma en nuestra piel es eliminarlo por completo, te diremos qué
debes hacer y qué no para evitar daños peores en la piel.

 

Ya sabemos que el melasma aparece por un exceso de melanina
causado en mayor instancia por no utilizar productos con un factor de
protección indicado según nuestro tipo de piel. Una vez aparecen estas manchas
oscuras en el rostro, lo único que queda es diagnosticar si se trata de un
melasma dérmico o melasma epidérmico.

El diagnóstico se realiza en una clínica estética por medio
de una lámpara de wood. El melasma epidérmico es el superficial y que se
evidencia a simple vista, mientras que el dérmico es un problema más grave, ya
que además de la presencia del paño marrón oscuro el daño se encuentra en la
segunda capa de piel, denominada dermis.

Uno de los tratamientos que se realizan es la luz intensa
pulsada, cuya característica principal es que emplea una luz de amplio espectro
que genera calor, de modo que al apuntar la zona afectada se puede eliminar el
pigmento de la piel. Este tratamiento no se recomienda mucho, ya que puede generar
una hiperpigmentación postinflamatoria debido a que el calor se difunde a todo
el tejido circundante y esto a su vez se manifiesta con la aparición de manchas
de color marrón más oscuro.

Otro de los tratamientos que se realizan es el láser
fraccionado, cuya función es eliminar el pigmento a través del calor empleado y
personalizado según los requerimientos de cada paciente. Este calor es
concentrado en las zonas afectadas y no con cobertura completa como el método
anterior y esto garantiza un porcentaje inferior de recaída frente a la luz
intensa pulsada.

El tratamiento tópico más recomendado, que a su vez es el
que mejores resultados ofrece es la exfoliación química para eliminar el
pigmento y la piel más oscura de las mejillas, frente, mentón y alrededor del
labio superior.

Ten en cuenta que, aunque los tratamientos tópicos siempre
sean la primera opción para eliminar el melasma, también puedes ocuparte de
disminuirlo evitándola exposición solar, utilizando bloqueador solar con factor
de protección alto a diario y eliminando la toma de anticonceptivos orales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *